Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Procesaron al "niño bien" que tenía un arsenal en su casa de un country de Cardales

Se trata de Lucio Devincenzi, un paramédico de 32 años; la Policía Federal le secuestró revólveres, carabinas, escopetas y una granada

SEGUIR
LA NACION
Viernes 19 de mayo de 2017 • 10:35
El arsenal de Lucio Devicenzi
El arsenal de Lucio Devicenzi. Foto: Archivo
0

Todo comenzó con una denuncia anónima que llegó a la División Sustracción de Automotores de la Policía Federal Argentina (PFA) donde se sostenía que “en la calle Edison 1277 de Campana hay un galpón con autos robados y papeles truchos; que el hombre que está en el galpón se llama Luciano De Vicenci [sic], tiene motos robadas y armas, quien está metido con la poli”.

La denuncia anónima tenía mucha información verdadera. Lo que no era cierto era la identidad del sospechoso. No se trababa de Luciano De Vicenci, como decía el anónimo. El joven que frecuentaba el galpón de Edison 1277 en Campana era Lucio Devincenzi, un paremédico de 32 años que vivía en un exclusivo piso en la avenida del Libertador al al 5200, en Núñez y que tenía una casa de fin de semana en Los Cardales Country Club.

Bajo directivas del juez federal de Campana, Adrián González Charvay, detectives de la PFA comenzaron una investigación sobre Devincenzi. Se instalaron cámaras de vigilancia en cercanías del galpón para seguir los pasos del sospechoso.

Así fue como se descubrió que Devincenzi, que conducía una camioneta Chevrolet Blazer, solía llegar al galpón con "elementos en estuche que por apariencia podrían ser armas de fuego". El 27 de abril pasado, el juez González Charvay ordenó los allanamientos del galpón de Campana, del piso de Núñez y de la casa en Los Cardales Country Club.

Los investigadores no podían creer con lo que encontraron en la casa del country. Los detectives de la PFA descubrieron un arsenal: escopetas, carabinas, revólveres, pistolas. Un total de 19 armas y una granada "tipo española de color verde, de Fabricación Nacional FM K2, la cual si bien no poseía su tren de fuego, ésta tenía su carga completo", según la causa judicial.

Además, en el departamento de la avenida del Libertador al 5200, donde el sospechoso fue detenido, se halló "un revólver negro, con empuñadura de color blanco con numeración ileglible, con cinco proyectiles y apta para dispar".

"No solo quedó demostrado que Devincenzi carecía de autorización legal para la posesión de las armas de fuego secuestradas y, que la magnitud del material excedía holgadamente el número que podría reconocerse para el uso personal, sino que además estas –en su mayoría– se encontraban aptas para el disparo, lo que descarta que las mismas hayan tenido las finalidades de uso propio o deportivo legítimo o de colección", sostuvo el juez González Charvay en la resolución donde procesó con prisión preventiva al sospechoso.

El magistrado trabó un embargo sobre los bienes de Devincenzi hasta cubrir la suma de 500.000 pesos. El paramédico fue procesado por tenencia simple de explosivo sin la debida autorización legal, en concurso real con el delito de acopio de armas de fuego, sin la debida autorización legal, los que concurren materialmente con el delito de tenencia de materias o instrumentos conocidamente destinados a cometer falsificaciones.

Las "materias o instrumentos conocidamente destinados a cometer falsificaciones" que le secuestraron al sospechoso eran "dos fojas de copias de cédula del automotor conteniendo tres impresiones cada una de ellas y, una cédula de moto número de control 05262451, la cual había sido denunciada como robada en blanco, habiéndose radicado denuncia en fecha 12 de septiembre de 2012 en la Comisaría 1° de Ituzaingó y un formulario 12 N° 14913328 correspondiente al dominio CQL-961, el cual poseía solicitud de secuestro vigente de fecha 15 de diciembre de 2014 por el delito de robo del automotor a requerimiento de la Comisaría 3° de Tres de Febrero".

Para el juez, según la resolución a la que tuvo acceso LA NACION, "la entidad de los materiales secuestrados, sumado a la tenencia de los distintos automotores y motos, como así también las diversas partes de automotores y motos provenientes del desarme de tales rodados que se hallaron a disposición de Devincenzi en los domicilios allanados, cuya procedencia no se ha podido aún determinar, indica que tales materiales –por su naturaleza– estaban destinados notoriamente a ser utilizados para cometer falsificaciones tendientes a acreditar la titularidad del dominio o de la habilitación para circular de autos o motos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas