Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los EEUU de Donald Trump, cerca de sepultar la neutralidad de la red

La Comisión Federal de Comunicaciones votó para avanzar con una iniciativa republicana que revierte la norma que impulsó Barack Obama en 2015 para evitar privilegios de un servicio por sobre otro en Internet

Viernes 19 de mayo de 2017 • 13:06
La Comisión Federal de Comunicaciones avanzó con una iniciativa republicana que revierte la norma con la que Barack Obama promovió la neutralidad en la red
La Comisión Federal de Comunicaciones avanzó con una iniciativa republicana que revierte la norma con la que Barack Obama promovió la neutralidad en la red.
0

¿Se imagina tener que pagar un extra a su proveedor de internet para acceder a Netflix? Esto podría suceder en los EEUU, donde la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votó para avanzar con una iniciativa republicana que revierte una norma de 2015 con que Barack Obama promovió la “neutralidad en la red”.

La neutralidad en la red, a grandes rasgos, es un principio que impide a los proveedores privilegiar a un usuario sobre otro mientras navega. Ya sea que esté accediendo a Wikipedia o YouTube, la conexión debe establecerse con el mismo tratamiento.

El presidente de la FCC, Ajit Pai, planteó revocar las reglas que consideran a los proveedores de conexión a Internet como empresas de servicios público. Consideró que esas normas perjudican la inversión.

Es que, del otro lado de la soga, están las empresas, que consideran injusto que servicios como Netflix , YouTube y consuman todo el ancho de banda y no paguen por ello. Dicho de otro modo: esos servicios de streaming son responsables de la mayor parte del tráfico en la web y se benefician económicamente, haciendo que las redes de las proveedoras se saturen y reciban quejas de los usuarios. En su visión, cada centavo que destinan a mejorar las redes, termina siendo aprovechado por otros, sin que puedan sacar un rédito real a su inversión.

La solución que podría plantearse, una vez revocada la neutralidad en la red, es que el tráfico hacia servicios como Netflix y YouTube paguen un extra, ya sea que ese dinero provenga de las empresas o los usuarios.

Si el planteo de la FCC avanza, abriría la puerta a nuevos abonos, donde los usuarios deberían pagar por conectarse a la red y, al mismo tiempo, un extra para acceder a los sitios que más ancho de banda consumen. Aquellos que no paguen, podrían ver que su conexión no es lo suficientemente buena como para conectarse a sitios más demandantes.

Revisión

En medio de las subas de las acciones de las proveedoras de Internet, la votación de la FCC dejó ahora lugar a la opinión del público en los EEUU.

Mignon Clyburn, miembro demócrata de la comisión y que emitió el único voto en contra, dijo que el propósito parece ser que haya una Internet sin supervisión de la FCC, lo que según ella “compromete la capacidad de la Internet abierta de funcionar en el futuro como lo hace hoy”.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas