Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dólar sigue en alza aquí aunque ya se estabilizó en la región y el mundo

Aumentó 28 centavos, con lo que cerró en un máximo de $ 18,61 para la venta al público y estiró a 5,7% su avance en el mes; mejora en la competitividad cambiaria

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 27 de diciembre de 2017
El dólar sigue en alza aquí aunque ya se estabilizó en la región y el mundo
El dólar sigue en alza aquí aunque ya se estabilizó en la región y el mundo. Foto: Archivo / Shutterstock
0

El dólar volvió a cotizar en alza ayer aquí, profundizando su carrera alcista, aunque tendió a estabilizarse en el resto de los mercados de la región y del mundo, lo que le permitió al país lograr una ganancia de competitividad del 1,68%, según el índice de tipo de cambio nominal multilateral que elabora el Banco Central (BCRA), la mayor para una jornada en lo que va del año.

La recuperación que ensaya la divisa, con el evidente visto bueno oficial, llega en momentos en que las señales del daño que comenzaba a causarle a la economía el atraso cambiario se multiplican: tras triplicarse la semana pasada el déficit de la balanza de pagos se conoció ayer una aceleración de las importaciones que, al coincidir con una merma en las exportaciones, elevó el saldo negativo de la balanza comercial al mayor nivel de la historia, medido en dólares corrientes.

El billete avanzó 28 centavos (o 1,53%) para la venta al público, al pasar de los $ 18,33 a que se operó antes de la Navidad a los $ 18,61 del cierre de ayer; y 26 centavos en la plaza mayorista, al trepar de $ 18,08 a 18,34. Así concluyó su octava rueda en alza, consolidando una tendencia que se activó hace dos semanas con una salida de capitales financieros de la plaza local por un aumento de tasas de interés en Estados Unidos.

Dicho incremento coincidió con la percepción de un ciclo de tasas altas agotado aquí, al aparecer presiones desde el propio Gobierno para que el BCRA afloje un torniquete monetario que había apretado hasta niveles inéditos, en un intento por evitar que la nueva ronda de fuertes ajustes en las tarifas dispare otra espiral inflacionaria. “Y esa combinación de mejora allá y baja en el premio por seguir en pesos es la que generó el vuelco del mercado y la que explica que sea mayor que otras plazas de la región precisamente porque aquí las apuestas estaban todas del lado del peso”, explicaron a LA NACION en la mesa de dinero de un banco privado líder.

Récord, aunque algo mentiroso

Los precios de cierre, en ambos casos, implican nuevos valores nominales récord para el billete en la plaza local, aunque distan –y mucho– de serlo medidos en términos reales. De hecho, en lo que va del año mientras la inflación acumulada orilla el 24% la divisa avanzó 15% en promedio.

En el mercado sostienen que el desplazamiento se amplía por los “vicios” que conserva la plaza local.

Aluden así a una demanda que tiende a crecer cada vez que el dólar sube durante varias jornadas y a una oferta que suele retraerse. En ambos casos, temen (o especulan con) un precio mayor, por lo que tratan de anticipar compras y postergar las ventas. Un dato revelador al respecto: las liquidaciones de los exportadores de cereales y oleaginosas, que habían llegado a US$ 359 millones hace dos semanas, se hundieron a US$ 129,5 millones (63%) en la última.

Con el alza de ayer el dólar ya subió casi $ 1 en diciembre. “Es un aumento de 5,7%, que se devoró 2 meses de tasa en pesos, algo que podría llamarse «gajes del carry trade»”, apuntó el economista Nery Persichini. “Si no bancamos una caída de 2,1% en dólares en 6 días, no seremos dignos del retorno de 11,3% del año”, completó para recordar que esa apuesta, medida en plazos más largos, fue rentable.

En el mercado creen que la divisa puede seguir en alza a menos que el BCRA envíe una señal de precio, como la que dio con su intervención en la corrida cambiaria previa a las PASO. Esa señal podría aparecer en torno a los $ 19, insinuó ayer en un informe Balanz Capital, en el que indicó que “el punto de inflexión” del mercado ya “ viene”, aunque juzgó un poco “prematuro” ensayar un regreso a pesos en estos momentos.

Por lo pronto, la señal oficial ni siquiera se insinuó: “El BCRA aún no mueve las tasas de las Lebac en el mercado secundario”, observó el analista Cristian Buteler, para luego apuntar que el rebote tiene el “visto bueno” oficial. “Es que el BCRA debiera aprovechar y dejarlo subir hasta que perciba que empieza a complicar las expectativas de inflación, para mejorar el tipo de cambio real de las exportaciones”, considera el economista Federico Furiase, de Eco/Go (Bein).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas