Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La cantidad de asalariados privados ya superó la marca que dejó el kirchnerismo

En octubre hubo un crecimiento anual de 1,2% en la cantidad de trabajadores privados y ya hay 72.300 más que en 2016, según datos del Ministerio de Trabajo; en la medida mensual desestacionalizada la expansión fue de 0,1%, con 4700 empleados nuevos

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 27 de diciembre de 2017 • 20:09
Foto: Archivo
0

Muy lentamente, pero con un crecimiento sostenido, el actual modelo económico ya recuperó todo el trabajo asalariado privado registrado que se había perdido desde que Mauricio Macri tomó el lugar de la saliente Cristina Kirchner.

Trabajo dio a conocer ayer los datos de octubre -en base al SIPA- del mercado laboral registrado. En el décimo mes del año, hubo un crecimiento anual de 1,2% en la cantidad de trabajadores privados (hay 72.300 más que en 2016). En tanto, en la medida mensual desestacionalizada la expansión fue de 0,1% (4700 trabajadores nuevos). La construcción es la actividad que mayor tracción generó en el mes (+0,5%), seguida por los servicios sociales y de salud (+0,3), y el comercio, hoteles y restaurante, y enseñanza, todas con un crecimiento de 0,2%. La industria mejoró 0,1%.

Sin embargo, todavía no hay motivos para festejar en el mercado laboral. Pese a que la actividad económica ya supera la vitalidad que supo tener a mediados de 2015, el empleo todavía no logró alcanzar los picos que supo detentar en agosto de ese año. Eso ocurre porque los sectores más intensivos en mano de obra son aún los que menos crecen. Un ejemplo es la industria, que sueña con un mejor Brasil durante 2018.

Según datos desestacionalizados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en diciembre de 2015 había 6.222.545 trabajadores asalariados privados registrados. Con la asunción de Macri, la economía tardó un año exacto en recuperar la cantidad de trabajadores que se perdieron en el primer semestre de 2016. Recién llegó a esa marca en junio de este año, cuando el número de asalariados privados registrados llegó a 6.224.300 empujados por la buena performance de la actividad de la construcción (obra pública). En la actualidad, la cantidad de asalariados privados en blanco llega a los 6.243.700, según informó hoy el Ministerio de Trabajo.

La marca sobre los asalariados privados registrados es importante para el Gobierno porque, con el objetivo de impulsar un mercado laboral sustentable, busca cambiar la composición interna del mismo. Por caso, según datos de la cartera que conduce Jorge Triaca, cada diez trabajadores de aumento en el sector privado, se incrementaron 15 estatales en promedio entre 2012 y 2015. El número bajó a 12 en 2016 y a dos entre enero y octubre de 2017. Básicamente, quienes controlan el panel de control de la economía argentina en la Jefatura de Gabinete esperan que sea el sector privado quien genere empleo y no el Estado.

“En la actualidad ya hay unos 20.000 trabajadores más que el último dato que dejó el gobierno anterior. Se ha recuperado todo el empleo perdido”, afirmó José Anchorena, subsecretario de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo en el último encuentro del año con la prensa para presentar los datos de empleo de octubre y noviembre. “Igualmente, esto no nos satisface”, aclaró.

Es que el empleo asalariado privado registrado crece lentamente -incluso a tasas menores que el monotributismo- y no tiene en cuenta a independientes ni a estatales pero menos aún a los trabajadores informales. Los últimos números de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec muestran un leve repunte del empleo en negro en el país, que golpea a 4,7 millones de trabajadores (más de un tercio).

“El empleo privado registrado comenzó a caer con fuerza desde septiembre de 2015 y siguió bajando hasta mediados de 2016 cuando se removieron los obstáculos para su crecimiento”, indicó Anchorena, para quien a mitad del año pasado esa variable se estabilizó.

Más allá del impacto en las calles y el costo político que pagó el Gobierno con la reforma previsional, los cambios laborales no se harán esperar. “Después del ordenamiento macroeconómico llegó la hora de los incentivos micro y sectoriales”, afirmó el funcionario en referencia a la reforma laboral y los cambios que planteará el oficialismo en los convenios laborales en 2018.

En detalle: los números de octubre

En cuanto a los trabajadores totales -públicos, privados e independientes- el cambio anual mostró un avance de 2,1% ( 248.600 más que el mismo mes de 2016) y de 0,1% en la medida desestacionalizada (así se sumaron 16.700 trabajadores). Entre los privados, la mayoría fueron monotributistas (14.000 en el mes).

La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de noviembre mostró un avance anual de 1,6% y mensual de 0,3%, y pese a que se desaceleraron las expectativas empresarias siguen siendo positivas: +5,2%.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas