Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos clanes narco iniciaron una nueva guerra en Rosario

Fue asesinado Ulises Funes y sus hermanos amenazan con una venganza contra los integrantes de la familia Caminos

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 10 de enero de 2018
0

La nueva guerra entre clanes narco golpeó otra vez la zona sur de Rosario, donde acribillaron a Ulises Funes, de 18 años, el hermano de Alan, quien el 1º de enero pasado fue filmado disparando al aire 15 tiros con una ametralladora, mientras estaba bajo detención domiciliaria por un crimen que cometió cuando era menor de edad.

Dos hermanos de la víctima, Alan y Lautaro Funes, lanzaron fuertes amenazas contra sus históricos enemigos en el sur rosarino, la familia Caminos, que desde hace casi dos décadas está vinculada al narcotráfico y a la barra brava de Newell's, y que siempre fueron aliados de la banda Los Monos. "Juro por mi hija que los mato a todos. Uno por uno los voy a matar", escribió Alan en su perfil de Facebook, quien está prófugo tras disparar al aire con una ametralladora. Estaba detenido acusado del crimen de Julio Solaro, alias "Pupi", el 1º de mayo de 2016, en venganza por el asesinato de su madre, Mariela Miranda. La fiscalía acusó a Alexis Caminos, de la banda contraria, por ese homicidio.

El otro hermano de Ulises que juró vengar su muerte fue Lautaro, quien desde la cárcel de Piñero, donde está detenido desde mayo pasado tras un megaoperativo que hizo la Policía Federal, prometió matar a todas las generaciones de los Caminos. "La guerra va a terminar cuando los mate a todos, hasta la generación más chica", posteó en Facebook desde su calabozo.

La tensión se instaló en Rosario, porque las amenazas de estos jóvenes miembros de dos clanes narco tienden a cumplirse. A pesar de que se incrementaron los controles de la policía y las fuerzas federales en los barrios donde tienen su radio de acción, como La Tablada, Mercado y República de la Sexta, durante los últimos 20 meses hubo 30 homicidios en esa zona.

En lo que va del año se produjeron diez crímenes en Rosario. Anteayer se reunieron el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, con el ministro santafesino, Maximiliano Pullaro, para analizar la coordinación entre fuerzas federales y provinciales frente al aumento de la violencia narco.

En diálogo con LA NACION, Pullaro aseguró que la disputa entre estas dos familias "no es una pelea por territorio para el narcotráfico, sino una enemistad histórica". Y cargó contra la Justicia por habilitar salidas transitorias de reclusos. "Varios de los crímenes se podrían evitar si esas personas siguieran en prisión", señaló Pullaro.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas