Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dura respuesta al #MeToo de 100 artistas francesas

La carta, firmada por personalidades como Catherine Deneuve, se opone al clima de "puritanismo" sexual

Martes 09 de enero de 2018 • 21:23
La actriz Catherine Deneuve, una de las personalidades que firmó la carta publicada en Le Monde
La actriz Catherine Deneuve, una de las personalidades que firmó la carta publicada en Le Monde. Foto: AP

PARÍS.– En Hollywood , el movimiento Time’s Up, apoyado por más de 300 actrices, logró teñir la ceremonia de los Globos de Oro en protesta contra las agresiones sexuales. En Francia, un colectivo formado por un centenar de artistas e intelectuales tomó la dirección contraria al firmar un manifiesto opuesto al clima de “puritanismo” sexual que habría desatado el caso Weinstein .

La carta, publicada en el diario Le Monde, está firmada por conocidas personalidades de la cultura francesa, como la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet y la cantante Ingrid Caven, entre otras.

“La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”, escribieron las autoras de la carta.

“Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices”, defienden las firmantes, que lamentan que se haya convertido a las mujeres en “pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas”.

Las firmantes aseguran que las denuncias registradas en las redes sociales se asimilan a “una campaña de delaciones y acusaciones públicas hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o de defenderse”.

A raíz del escándalo Weinstein nació en Francia el movimiento #Balancetonporc ("Delata a tu cerdo", equivalente del inglés #MeToo) que incitó a miles de mujeres a denunciar abusos.

Sin embargo para este colectivo, "esta fiebre de enviar a los 'cerdos' al matadero, lejos de ayudar a las mujeres a ser autónomas, sirve en realidad a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, a los extremistas religiosos, a los peores reaccionarios y a quienes estiman (...) que las mujeres son seres aparte, chicos con una cara adulta, que reclaman ser protegidas".

"En tanto que mujeres, no nos reconocemos en este feminismo, que, más allá de denunciar los abusos de poder, encarna un odio a los hombres y a la sexualidad", agregan.

El colectivo asegura defender "una libertad de importunar, indispensable a la libertad sexual".

En marzo pasado, Deneuve, de 74 años, levantó una polémica al defender en televisión a Roman Polanski, acusado de haber violado a una menor hace más de 40 años en Estados Unidos, al asegurar que el cineasta seguramente no sabía que la joven tenía 13 años.

"Siempre le han gustado las chicas jóvenes. Siempre he pensado que la palabra violación era excesiva", dijo Deneuve, en referencia a Polanski.

La carta, firmada por un centenar de mujeres, suscitó una reacción inmediata.

En un tuit, la exministra francesa de Derechos de las Mujeres Laurence Rossignol lamentó "esta extraña congoja de dejar de existir sin la mirada y el deseo de los hombres, y que conduce a mujeres inteligentes a escribir enormes tonterías".

"Es una pena que nuestra gran Catherine Deneuve se sume a este texto desolador", tuiteó la exministra del Medio Ambiente Segolene Royal.

Este texto es "una tribuna para defender el derecho de agredir sexualmente a las mujeres (y para insultar a las feministas)", denunció la feminista Caroline de Hass, mientras que la asociación Osez le feminisme recordaba que "una mujer de cada seis será agredida o violada durante su vida".

Agencia AFP y diario El País

En esta nota:
Te puede interesar