Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La libreta de un narco: prueba de la millonaria recaudación que se manejaba en la villa 1-11-14

Según anotaciones secuestradas por el juez federal Sergio Torres, la organización criminal, presuntamente liderada por Marcos Estrada Gonzales, recaudaba más de 500.000 pesos diarios

SEGUIR
LA NACION
Jueves 11 de enero de 2018 • 13:08
0

El negocio del narco en la villa 1-11-14, en el Bajo Flores, es millonario. El mes pasado, hubo días en los que la organización criminal, presuntamente liderada por Marcos Estrada Gonzáles, más conocido como "Marcos" y que está preso desde el 16 de diciembre de 2016, recaudaba más de 1.000.000 de pesos.

Así surge en una libreta con anotaciones hechas a mano secuestrada durante un allanamiento hecho el 13 de diciembre pasado ordenado por el juez federal Sergio Torres.

"Lo que bien podría explicarse de alguna manera en función de lo que los libros ilustran es que tendrían una recaudación diaria superior a los 500.000 pesos", sostuvo el juez Torres en una resolución firmada ayer, cuando procesó con prisión preventiva a cuatro presuntos integrantes de la organización: Marcelo Zaconeta Saavedra, Edson Paucar Cochachi, Héctor Mesecke y Jair Danny Aguilar Fernández, más conocido por su alias de "Cholo Van Dam".

"Cholo Van Dam", que tenía un pedido de captura firmado en 2010, fue detenido por la Gendarmería Nacional el 24 de diciembre pasado cuando el personal de la fuerza de seguridad recorría los pasillos de la villa 1-11-14. Estaba vestido con remera azul y llevaba puesta una gorra. Fue descubierto cuando tomaba bebidas alcohólicas junto con otra persona en un bar de la zona conocida como "La Quema".Cuando lo identificaron mostró un DNI con su foto pero con el nombre y apellido de otras persona.

En uno de los manuscritos se registró los movimientos de un "turno" en que la banda se reparte la comercialización de la droga. Son turnos de cuatro semanas. En la anotación que se incorporó en la resolución firmada ayer, los movimientos comienzan el 17 de noviembre pasado con una recaudación de 1.000.000 de pesos; el día siguiente, $ 1.200.000; la tercera jornada, $800.000; la cuarta, $600.000; el quinto día, $950.000; el sexto, 900.000, y el séptimo, también 900.000 pesos. Es decir que esos primeros siete días se hicieron de 6.350.000 pesos.

El registro está encabezo con la palabra MARADONA (así, en mayúscula). Los detectives judiciales tratan de determinar qué significa esa anotación.

"La palabra Maradona hallada en los registros podría ser el apodo de la persona encargada de retirar las ganancias o del tipo de droga comercializada", sostuvo a LA NACION una calificada fuente judicial.

Según consta en la resolución a la que tuvo acceso LA NACION y que ayer publicó Infobae, al lado de la palabra Maradona hay una número de tres cifras que los investigadores judiciales suponen que es la cantidad de droga que se comercializó esa semana.

No es la primera vez que el juez Torres y su equipo de colaboradores secuestran documentación donde se registraba la contabilidad de la organización narcocriminal. En una resolución de enero del año pasado, el magistrado explicó que la banda tenía a su disposición 1.225.000 pesos que eran utilizados para comprar euros una agencia situada en Villa Celina, en La Matanza.

"Quedó asentado a lo largo de la extensa pesquisa desplegada por los investigadores que, al menos una vez por semana, iban a la agencia a efectos de cambiar dinero por divisas extranjeras. En un primer momento, el cambio de los pesos argentinos era por dólares estadounidenses. Sin embargo, con el avance del tiempo se comenzó a adquirir euros. Ello no resulta llamativo si se tiene en cuenta que la moneda de la Unión Europea ofrece billetes de 500 euros, lo que posibilita reducir el volumen del dinero obtenido; considerando, claro, que los montos que la imputada cambiaba, generalmente, rondaban los 70.000 euros semanales", afirmó el juez federal Torres en la página 320 de su resolución del año pasado.

Según la investigación del juez federal Torres y de su equipo de colaboradores, la contabilidad de la organización criminal estaba registrada en una libreta secuestrada en la agencia de La Matanza. "Estrada Gonzáles y su mujer eran quienes diseñaban la modalidad operacional de la banda y recibían el mayor porcentaje de lo producido económico de la actividad ilícita", afirmó Torres en la resolución de 400 páginas que la nacion publicó el 14 de enero del año pasado.

Desde 2010 el magistrado identificó a más de 150 sospechosos vinculados con ese grupo, que habría comenzado a operar en el Bajo Flores en 1996. En diferentes juicios en los tribunales de Comodoro Py fueron condenados más de 60 imputados. El propio Estrada Gonzáles, en un juicio abreviado donde admitió su culpabilidad, recibió una pena de seis de años de cárcel, pero en 2013 recuperó la libertad.

Ayer, una vez más como lo afirmó en diferentes resoluciones anteriores, Torres sostuvo: "Resulta trascendente una vez más apuntar que la organización criminal analizada habría logrado a esta altura un grado de andamiaje y coordinación tal, que le ha permitido mantenerse erguida en el tiempo, pese a los esfuerzos estatales por resquebrajar su estructura y poner fin a la concreción de los delitos en estudio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas