Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El culto de la excepción en busca de la normalidad

LA NACION
Sábado 20 de enero de 2018
0

De las muchas teorías con las que se ha intentado explicar la Argentina ninguna ha tenido más adherentes que la del excepcionalismo. El “país excepcional” justifica fracasos injustificables, horrores impares, desquicios varios, tragedias evitables, catástrofes inevitables, retrocesos inigualables y absurdos cotidianos. También, resalta logros inalcanzables, éxitos impensados, descubrimientos no buscados y resurrecciones imprevisibles. Por eso, no deja de ser curioso (o no) que tres de los últimos presidentes (De la Rúa, Kirchner, Macri) dijeran que su objetivo era hacer un país “normal”.

Los dos primeros no dejaron de ser “excepcionales”. El actual gobierno está en tránsito, pero cada tanto contradice su objetivo. No hace falta caer en el injustificable caso Triaca para abonar escepticismos. El mismo día en que estallaba ese escándalo, hubo conferencia de prensa para anunciar una no noticia: el Presidente no convocaría al Congreso en febrero.

Por si alguien no se acuerda, a las sesiones fuera del período marzo-diciembre la Constitución las llama, precisamente, “extraordinarias”.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas