Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se puede pagar hasta 18 centavos menos por dólar, según el banco

Hay diferencias de 1%; las casas de cambio abonan a quien vende hasta 20 centavos más que un banco o una financiera

Foto: Archivo / José Luis González/Reuters
SEGUIR
LA NACION
Sábado 03 de febrero de 2018
0

Siempre que el dólar sube, el inversor minorista compra. No suele ser la mejor decisión en términos financieros, pero si para alguno sirve de consuelo, al menos hoy se puede elegir dónde adquirir los dólares. La diferencia de hacerlo entre un banco u otro o en una casa de cambio no es menor. Según un relevamiento del Banco Central (BCRA) , puede haber una diferencia de hasta 18 centavos en las cotizaciones del dólar.

Así, por ejemplo, ayer, mientras que al final de la rueda en el Banco Nación el dólar se vendía al público por home banking a $19,28 para la compra y $19,72 para la venta, en bancos como el Macro se operaba a $19,25 y $19,75; en el HSBC, a $19,25 y $19,85, o el ICBC a $19,35 y $19,90, respectivamente. El BCRA publica cada día los precios de compraventa de dólares al público de una docena de entidades financieras. Incluye las cotizaciones tanto por ventanilla como por home banking en tres momentos del día: a las 11 de la mañana, a las 13 y a las 15, al cierre del mercado.

A la luz de las pizarras, para el ahorrista la decisión de adquirir divisas en una u otra entidad podría representarle de una sola vez una ganancia o pérdida de casi un 1 por ciento. Aunque en montos pequeños puede no representar una gran cantidad de pesos, sí cambia cuando la cifra es mayor. La variación porcentual es mucho mayor, a su vez, de lo que puede llegar a fluctuar el dólar en un mes normal.

La elección entre un banco u otro exige, no obstante, que el comprador tenga más de una cuenta bancaria, dado que hoy las entidades financieras restringen la compraventa de dólares billete a quienes son clientes.

La opción para quienes no tienen más que una cuenta bancaria es acudir a alguna casa de cambio. En este caso, no hay límites de monto para la compra o venta, pero para cumplir con los requisitos de la norma de prevención de lavado de dinero las casas de cambio tienen que armar una carpeta que acredite el origen de los fondos a partir de las compras equivalentes a $100.000 diarios o $250.000 mensuales. Reciben tanto efectivo como débito y cheque.

Pero las casas de cambio son mejor negocio para quienes son vendedores de dólares y no tanto para los que buscan hacerse de billetes verdes. "Como las casas de cambio son más vendedoras que compradoras de dólares, y se abastecen de los dólares físicos de los bancos, en una casa de cambio es más caro comprar y más conveniente vender que en un banco -explicó a LA NACION el responsable de una casa de cambio líder-. Llegamos a pagar hasta 20 centavos más que los bancos por los dólares y, en general, para quien quiere comprar dólares estamos 10 centavos más caros", confió.

La gran diferencia de precio que hay entre entidades se debe en gran medida al costo que tienen tanto bancos como casas de cambio para hacerse de los dólares. "Traer los dólares de Estados Unidos es caro -ilustró el responsable de cambios de un banco internacional-. Hay que traerlos en avión, pagar los seguros y después además tiene un costo toda la logística que implica mandar los billetes a las sucursales en todo el país. Porque los grandes bancos tampoco nos podemos dar el lujo de que un cliente vaya a comprar y le digan que no hay billetes", explicó.

Pero, además, la volatilidad que tuvo el tipo de cambio en los últimos días atenta en gran medida en contra del precio que ponen los bancos al minorista, y sobre todo, hace que muchos incrementen el diferencial (o spread en la jerga financiera), entre las puntas compradora y vendedora. En algunos bancos, el diferencial puede ser de hasta 60 centavos -cuando históricamente supo estar más en el orden de los 30 centavos-, lo que equivale a un 3,12 por ciento. En enero pasado, uno de los meses de mayor movimiento del tipo de cambio, el dólar trepó en todo el mes 5,4 por ciento. Con lo cual el inversor necesita de un mes de un movimiento semejante para no perder entre la operación de compra y venta de dólares. En casas de cambio, el spread entre punta compradora y vendedora suele ser de 50 centavos.

"La volatilidad hace que por ahí tengamos que ponerle al minorista un dólar un poco más caro porque a diferencia de lo que sucede en el mercado mayorista, no podemos estar cambiándoles el precio cada cinco minutos. Entonces el banco se tiene que cubrir. Además, muchos bancos les permiten a sus clientes comprar dólares ahora fuera de horario bancario por home banking, por lo que hay que poner un precio que contemple eso también", esgrimió otro operador cambiario.

En horario bancario hay bancos que cotizan el dólar 5 centavos más barato para quienes compren por home banking, como incentivo para que los clientes usen los canales electrónicos en vez de las sucursales.

El billete cerró al alza el último día de la semana

El dólar subió ayer 10 centavos, hasta los $19,81 para la venta al público, y recuperó casi la mitad de lo que se había depreciado frente al peso anteayer. Aun así, cerró 4 centavos por debajo del viernes pasado

Para los operadores, la cotización estará atada a la próxima decisión del Comité de Política Monetaria del Banco Central, prevista para el 14 de febrero. Si la entidad recorta tasas una vez más, no se descarta un nuevo salto en el valor del dólar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas